martes, 16 de octubre de 2012

PAN BASICO CON SEMILLAS DE AMAPOLA

61 Amigos han pasado por la cocina dejando su comentario. Pulsa aquí para dejar tu opinión.


Hoy día 16 de octubre es el Día Mundial del Pan y Zorra desde su blog Kochtopf nos anima a participar en el evento.

Podeis acceder a su blog para leer todos los detalle, y encontrar mas información en esta página de Facebook, en Twitter y también en  Pinterest.

A mi de paso me ha servido para sacudir la pereza de la vuelta en este otoño benévolo del que disfrutamos en el que los días de sol parecen alargarse.

Mi amiga Carmina fué la causante de que me animara con las masas y los panes.
Gracias a ella "adopté" en Zaragoza a mi primera masa madre, dos averías con grúa en el mismo día pero lo conseguimos y llegó a casa sana y salva. Durante un tiempo fué parte de la familia... ahora la alimento... parece que esta pocha... mira como burbujea... ya me gustaría decir que aún sigue conmigo pero me la cargué y al final mi prima Estela trajo el segundo bicho a la familia y vuelta a empezar... mira que bien va... vamos a hidratarla un poco... pero tampoco sobrevivió.
Vamos que si hubiera una asociación de masas madre  ya estarían tomando medidas contra mí jaja pero bueno tal vez a la tercera vaya la vencida ¿no?

World Bread Day 2012 - 7th edition! Bake loaf of bread on October 16 and blog about it!

Adoraba comer y leer al mismo tiempo.
Una rebanada de pan con mantequilla tras otra, una galleta tras otra, dulce y salado en continua alternancia. 

Era maravilloso: novelas de amor con queso gouda, novelas de aventura con chocolate con nueces, dramas familiares con muesli, cuentos de hadas con caramelos blandos, novelas de caballería con galletas principe [...]

Fragmento del libro "El sabor de las pepitas de manzana". 
Katharina Hagena







Ingredientes:250 gr. de harina
125 gr. de agua
10 gr. de aceite
5 gr. de sal
40 gr. de masa madre
5 gr. de levadura de panadero (15 gr. si no tienes masa madre)
Una cucharadita de té de miel
Una cucharadita de lecticina de soja
2 Cucharaditas de semillas de amapola
Sal Maldon para espolvorear

Podemos usar solo levadura de panadero en ausencia de la masa madre aunque es verdad que esta última hace que el pan sea mas sabroso, que mejore su textura y ayude en su conservación.

Si no tenemos lecticina de soja no pasa nada.  Es un emulgente, añadida a las masas dicen los expertos que hace que aguanten tiernas durante más tiempo, ayuda a que el pan se mantenga fresco, la corteza quede más fina y la miga más uniforme.

Suelo preparar esta receta basada en la de Teresa (Noradebon), a la que podéis visitar en su blog, Pan y otras viandas,
En esta ocasión añadí semillas de amapola para darle un aire mas festivo.

Preparación tradicional:
  • Unir en un bol los líquidos a temperatura ambiente, añadir la miel y la levadura deshaciéndola con los dedos.
  • Añadir la masa madre removiendo unos segundos.
  • Incorporar la harina, la sal y la lecticina de soja.
  • Amasar ligeramente y dejar fermentar en un lugar bien tapado. Para que no se reseque y haga costra yo lo tapo con un film transparente untado en aceite.
  • Después del primer laudado una vez que haya doblado su volumen, volver a amasar sobre una superficie enharinada para desgasificar la masa.
  • Dar forma y hacer unos cortes rápidos con un cuchillo afilado -no os preocupéis si no salen muy bien, así tendrá un toque rústico-, espolvorear con Sal Maldon.
  • Cubrir con un paño de algodón fino sin rizo y dejar reposar de nuevo sin que llegue a doblar su volumen.
  • Hornear a horno fuerte 200ºC  con calor arriba y abajo durante los primeros 10 minutos y bajar a 190ºC el tiempo restante, unos 30 minutos o hasta que al golpear en la base suene hueco.



Preparación con thermomix:
  • Poner los líquidos a temperatura ambiente en el vaso, añadir la miel y la levadura y mezclar 10 segundos a velocidad 3.
  • Añadir la masa madre removiendo 10 segundos a velocidad 3.
  • Incorporar la harina, la sal y la lectina de soja amasando 2 minutos a velocidad espiga.
  • Sacar del vaso y amasar ligeramente, dejar fermentar en un lugar bien tapado. Para que no se reseque y haga costra yo lo tapo con un film transparente untado en aceite.
  • Después del primer laudado una vez que haya doblado su volumen, volver a amasar sobre una superficie enharinada para desgasificar la masa.
  • Dar forma y hacer unos cortes rápidos con un cuchillo afilado -no os preocupéis si no salen muy bien, así tendrá un toque rústico-, espolvorear con Sal Maldon.
  • Cubrir con un paño de algodón fino sin rizo y dejar reposar de nuevo sin que llegue a doblar su volumen.
  • Hornear a horno fuerte 200ºC  con calor arriba y abajo durante los primeros 10 minutos y bajar a 190ºC el tiempo restante, unos 30 minutos o hasta que al golpear en la base suene hueco.

El tiempo de horneado dependerá del tamaño de las piezas.
Suelo precalentar el horno a máxima temperatura y luego pongo calor arriba y abajo, mejor sin aire para que no se reseque en exceso.



Si os gusta este mundo del pan no dejeis de visitar El foro del pan y os dejo también un enlace muy interesante sobre conceptos generales sobre el pan y  las levaduras de El gastrónomo.



Me parece ideal para preparar un aperitivo acompañando un buen paté,  con queso y mermelada de pera o tomate, pimientos confitados y no te cuento nada si le pones una buena mantequilla de Soria con salmón ahumado.

La sabiduría popular hace muchas alusiones al pan... no hay mejor refrán que buen vino y buen pan... con pan y vino se anda el camino... las penas con pan son menos penas.

En mi casa la que mas arraigo tiene se la debemos a la hermana de mi abuela materna -la tía Ángeles- que siempre decía: pan tierno, casa sin gobierno.
No le faltaba razón, desde luego  ;-)






Imprimir la versión en pdf
Related Posts Widget for Blogs by LinkWithin