jueves, 2 de febrero de 2012

CEBOLLA CARAMELIZADA

33 Amigos han pasado por la cocina dejando su comentario. Pulsa aquí para dejar tu opinión.


Hoy nos ponemos con una de esas preparaciones sencillas que consiguen dar un valor añadido a cualquier plato.

Podemos usarla en canapés, aperitivos o entrantes, como guarnición, convertirla en el ingrediente especial de una pizza o resaltar un plato principal acompañando un solomillo o un bacalao.

En casa gusta especialmente con el foie a la plancha, con un pincho de bonito y pimiento rojo o como relleno en empanadillas u hojaldres junto a un buen queso de cabra.





Ingredientes:1 kg. de cebollas dulces (unas cuatro unidades)
50 gr. de mantequilla o aceite de oliva virgen extra
50 ml. de brandy
50 gr. de azúcar moreno
Una pizca de sal

Podemos eliminar el brandy y sustituirlo por un par de cucharadas de agua o vinagre si queremos darle un toque más agridulce.
Hay quien usa  Pedro Ximenez o cerveza negra.




Preparación tradicional:
  • Pelar las cebollas y cortarlas en gajos.
  • Poner en la sartén la mantequilla y añadir la cebolla cortada con la pizca de sal para que se confite.
  • Dejamos que se impregne bien de la mantequilla removiendo con una cuchara y subimos el fuego los primeros minutos para que vaya soltando agua.
  • Después dejamos a fuego medio-bajo removiendo de vez en cuando para que se dore de forma uniforme.
  • Una vez que adquiera un color dorado añadimos el azúcar y removemos, iremos comprobando como se carameliza.
  • Añadir el brandy sin dejar de remover, enseguida veremos como al añadir el líquido adquiere un tono más dorado y en pocos minutos tendrá mayor consistencia. 
Podríamos hacer más cantidad y envasarla como si se tratase de una mermelada.


Cebolla confitada


Espero que os animeis a probarla.

Imprimir la versión en pdf
Related Posts Widget for Blogs by LinkWithin