jueves, 29 de octubre de 2009

LECHE CONDENSADA

41 Amigos han pasado por la cocina dejando su comentario. Pulsa aquí para dejar tu opinión.
Leche condensada TC

Vaaaaaaale vale ya se que venden una leche condensada estupenda ¡a mi me lo vais a contar que soy de las de meter la cuchara en el bote!

Sin embargo estoy segura de que en algún momento todos hemos ido a la despensa en busca del tan socorrido bote de leche condensada... ¡ay la despensa! pero si tenemos de todo en ese cuarto y justo se acaba la leche condensada... en una de estas me acordé de que se podía hacer en casa, así que una visita a Mr. Google y manos a la obra.

10 minutos, 3 ingredientes, 0 dificultad... desde luego esta receta es de las que a mi me gustan, no me negareis que cuesta mas ponerse los zapatos y llegar a la tienda.


Ingredientes:
200 gr. leche en polvo (entera o desnatada)
300 gr. de azúcar
150 gr. de agua caliente

NOTAS:
También puede aromatizarse con unas gotas de esencia de vainilla que se añadirían justo al final de la cocción.
Yo he usado leche en polvo de la marca Sveltesse y en alguna de las ocasiones he aromatizado con esencia de la marca Vahiné, en principio ambos ingredientes están exentos de glutén, no obstante recordad que es importante revisar el etiquetado.

Preparación en thermomix:
Poner todos los ingredientes en el vaso y programar 10 minutos, temperatura 90º, velocidad 3.

Preparación tradicional:
Mezclar los tres ingredientes en un cazo y deja cocer a fuego lento hasta obtener la textura adecuada. Procuraremos no superar los 100º C en ningún momento para que no hierva.
Al acabar no la encontraremos muy espesa, adquirirá su consistencia final una vez fría.
Con estas cantidades sales tres botes no muy grandes, en la nevera pueden durar alrededor de una semana pero se pueden pasteurizar para una conservación más duradera.

Fuente: Tina del blog "A el rincón de cocinar"



Y sí...
Sí sí... tú... te estoy leyendo el pensamiento... "esta chica es la bomba no tiene leche condensada y cree que yo voy a tener leche en polvo".

Reconozco que no es habitual tener leche en polvo pero ya os digo que tengo de todo por la despensa.A mi la leche en polvo me recuerda al desayuno de mi abuela María que la guardaba en una alacena de formica gris en la cocina... la leche de Molico desnatada junto con las galletas rectangulares de Gullón sin azúcar... sin duda me gustaba mas el desayuno del abuelo Jesús esas galletas que llamábamos vainillas (que me daba sin que se enterara mi madre mientras vaciaba la leche de cabra por el fregadero upsssss) aunque yo prescindía de la copa de anís jaja.

Al margen de su uso como leche podemos usarla para enriquecer un puré de patata, añadir a los yogures caseros, en masas dulces como los donutts o saladas como las tortitas mejicanas, en panes, marcarnos una leche merengada (todo esto me lo estoy recordando porque tengo que darle salida jaja) o como en este caso tener nuestra propia leche condensada casera.

En cuanto a la leche condensada, de momento he dejado de comprarla así que si os animáis ya me contareis y por diez minutos qué ¿esta tarde hace un café bombón? ;-P


Imprimir la versión en pdf

NOTA AÑADIDA:
Si teneis problemas de intolerancia a los productos lacteos no dejeis de mirar este enlace de Dulce y Salado que siguiendo esta misma receta ha preparado una leche condensada para intolerantes a partir de leche en polvo vegetal.
Gracias Nieves por avisarme, me parece muy útil y el aspecto es delicioso:)

jueves, 15 de octubre de 2009

TERNERA ESTOFADA DE TODA LA VIDA

36 Amigos han pasado por la cocina dejando su comentario. Pulsa aquí para dejar tu opinión.
Ternera estofada


Es como dice el título la ternera de toda la vida, con apenas ingredientes una de esas recetas que no se te ocurre postear porque piensas que no tiene misterio ninguno pero que hago muy a menudo.

Como digo, una receta de siempre, uno de esos platos que no pueden olvidarse porque aunque sencillos -o precisamente por eso- merecen un lugar de honor en nuestras mesas.
La foto un guiño a esos libros de recetas de nuestras madres con pocas fotos y mucha miga.

El éxito de la receta -como el de cualquier otra- elegir una buena materia prima lease brazuelo o codillo de ternera sería lo mas adecuado para mi gusto si no la encontramos una pieza de aguja o de babilla.
Aqui os la dejo ingrediente arriba o abajo -que el fondo de nevera manda en estos casos- podemos prescindir de los pimientos e incluso del tomate pero la cebolla que no falte.

Ingredientes:

1700-2000 gr. de ternera de brazuelo troceada
1 cebolla bastante grande
1 dientes de ajo
1/2pimiento verde
1/2 pimiento rojo
1/2 tomate pelado y troceado
1 vaso generoso de brandy
Vinagre (en mi caso de manzana)
Aceite
Sal
Pimienta negra
Laurel
1 cucharada de harina, maizena sirve igual y conseguimos una receta sin gluten ;-)
Patatas fritas en dados como guarnición.

Elaboración Fussion Cook:

  1. Salpimentar la carne y ponerla en una fuente con un chorro de vinagre para que repose durante al menos media hora; el vinagre ayuda a romper las fibras de la carne con lo que conseguiremos que quede mas tierna. No aconsejo poner demasiado, a mi me gusta especialmente el de manzana es muy suave.
  2. Mientras tanto trocear las verduras en mirepoix -vamos de forma grosera (no no insultandola no jaja perdón por la broma fácil) y reservar. Podemos usar la thermomix con unos golpes de turbo para que no queden muy deshechas.
  3. Poner la olla con el aceite a calentar, menú manual sin tiempo y sofreír bien la carne (al ser tanta cantidad tendremos que hacerlo en varias tandas). Si tenemos la cubeta de acero mejor.
  4. Añadir el laurel y el ajo... dar unas vueltas y agregar el resto de las verduras.
  5. Poner un poco de sal a las verduras y el vaso de brandy.
  6. Programar Menú ternera/cerdo, son 25 minutos.
  7. Una vez despresurizada la olla retiramos la carne y pasamos las verduras fuera de la cubeta (con un chino, batidora o tmx) la salsa quedará de un color blanco si la batimos mucho... programamos manual de nuevo y ponemos en la cubeta una nuez de mantequilla en la que rehogamos una cucharada de harina o maizena, añadimos la salsa y dejamos que coja color antes de agregar la carne para que de un hervor.
  8. Si optamos por no pasar la salsa entonces me decantaría por poner la pimienta negra en grano y picar la verduras de forma regular para que la salsa quede mas ligada; un poco mas laborioso pero el pequeño esfuerzo merece la pena y el plato queda mucho mas rico y presentable.
  9. Freír las patatas aparte en dados pequeños y añadírselas a la carne en el momento de servir.
Elaboración Kuhn Rikon (Duromatic):
  1. Procedemos igual que en FC y una vez tapada la olla, ponemos el fuego al máximo hasta el primer anillo rojo, bajamos la temperatura a la mitad y cuando suba al segundo anillo rojo lo dejaremos unos 10-12 minutos.
  2. Retiramos del fuego y dejamos despresurizar.
  3. Sacamos la carne y añadimos en la misma olla la nuez de mantequilla y la harina-maizena, rehogamos unos minutos y pasamos con la batidora dejando unos minutos a fuego fuerte para que la salsa coja color.
Elaboración Tradicional:
  1. La preparación de la carne y las verduras es la misma que en los casos anteriores.
  2. Doraremos en sartén la carne y pondremos a cocer a fuego suave .
  3. El tiempo de cocción se alarga considerablemente (puede ser mas del doble) dependiendo de la pieza de carne elegida, asi que tendremos que vigilar de forma especial la evaporación de líquidos.
Un consejillo, es preferible no poner mas tiempo y comprobar con un tenedor si la carne va soltando a que nos pasemos y quede deshecha.
Por cierto no da ningún problema si en la FC la dejamos programada... si reposa un poco la carne estará mas asentada y cuando lleguemos a casa solo tendremos que pasar la salsa.
Creo que este tipo de preparaciones - me refiero a los estofados y guisos- quedan mejor en la olla ya que conseguimos controlar de forma mas exacta los líquidos que añadimos.

Me encanta llenar la olla y congelar para esas ocasiones en las que andamos con prisa, porque congela divinamente lo que se agradece y mucho... que hay días con mucha prisa ¿o no?

¡Buen Provecho!
 
Imprimir la versión en pdf

lunes, 5 de octubre de 2009

TARTA TEMPLADA DE TOMATE

41 Amigos han pasado por la cocina dejando su comentario. Pulsa aquí para dejar tu opinión.
"¿Que pasa que no te pones el delantal?"

Eso me dice
Su en el último comentario a esta pobre coliflor de aquí abajo que estais cansados de ver, de la que por cierto no queda nada y os vuelvo a recomendar.

Pues pasa y no pasa... después de unas largas vacaciones a las que añadimos maletas, trabajo y cambio de armarios... pensé que ya nada podría evitar que siguiera dando la paliza ... pero leí que Sonia había muerto.
Por segunda vez en poco tiempo -después de despedir a Gladis- me sentí incapaz de publicar una palabra.
Un día de estos entraré en la cocina portatil en mano con una receta y sus nombres como fondo de pantalla... pero esa será otra historia que contaremos otro día.

Así que ya ya... ya vuelvo y me pongo el delantal...

Comenzamos la vuelta al cole con la ilusión que contagian los niños en el principio de curso ... mil recetas impresas, nuevas especias y algunos cacharrines recien adquiridos "completamente imprescindibles" esperan en la despensa... nuevos amigos, reencuentro con los compañeros y claro... a ellas las extrañaremos infinitamente.


Encender de nuevo el horno es uno de los placeres que nos regala el otoño, esta es una época ideal para las tartas templadas, me parecen una solución deliciosa para la hora de la cena sobre todo si teneis un clima que como el mío invita a estos menesteres.

Esta la hice hace tiempo y la he repetido en varias ocasiones, como su autora RmC aconseja os animo a disfrutarla templada.

Ingredientes:
1 lámina de hojaldre
3 ó 4 tomates medianos
3 huevos
1 yogur natural
250 gr. de quesos variados (los mios: brié, curado de oveja, mezcla de cuatro quesos y parmesano rallado).
Sal
Orégano
Pimienta recién molida.


Preparación:
  • Se cubre el molde con la plancha de hojaldre y picamos toda la superficie con un tenedor, pincelamos ligeramente con huevo batido, así ayudamos a que la base no se moje en exceso con el relleno.
  • Pelamos los tomates y cortamos al medio sobre un colador para que suelten el agua que contienen evitaremos que el exceso de humedad estropee el hojaldre).
  • Ahora cubrimos la base de la tarta con el tomate cortado en rodajas.
    Salpimentamos y añadimos orégano al gusto.
  • Espolvoreamos con parte del queso.
  • Cubrimos con la mezcla batida de los huevos y el yogurt y ponemos el resto del queso.
  • Introducimos en el horno precalentado a 200º, calor arriba y abajo, durante unos 30 minutos y otros 5-10 minutos más con calor solo abajo.

Se me olvidaba una última cosa... gracias por vuestra paciencia:)


Imprimir la versión en pdf
Related Posts Widget for Blogs by LinkWithin